Bienvenidos al distrito minero


0 Flares 0 Flares ×

‪Brecha 17/01/2013

Por Eliana Gilet

Los incompletos estudios presentados por Aratirí

El gobierno parece decidido a dejar encaminado el proyecto Valentines antes de retirarse. Sin embargo, la información presentada por la megaminera es insuficiente, existen diferencias entre las dos versiones de la solicitud ambiental, y para la DINAMA el permiso debe otorgarse al proyecto completo, y no debería dividirse.

Resulta algo difícil imaginar una explotación minera a gran escala. Hagamos el intento. El proyecto Valentines –tal el nombre que le da Aratirí– consta de tres partes: el complejo minero, el mineroducto y el puerto. La primera incluye cinco explotaciones de distinto tamaño donde hoy están los cerros Las Palmas –la mayor–, Maidana, Uría, Morochos y Mulero.

Uno de los consultados para esta nota, Raúl Viñas, meteorólogo e integrante del grupo Uruguay Libre, extendió el plano de la explotación proyectada para el cerro Las Palmas sobre el mapa de Montevideo, para ayudar a la imaginación. Así el cráter y su contraparte de todas horas, la pila de estériles –la tierra que ocuparía el hueco y que al descomprimirse triplica su volumen–, se extenderían desde la bahía de la capital al arco que hace bulevar Artigas, en los límites del barrio Goes. Alrededor de esa área, las otras cuatro minas, de un tamaño algo menor. Los datos que utilizó para la simulación provienen de la solicitud de autorización ambiental previa (saap) que la empresa presentó ante la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama).

Un intrincado proceso que comenzó en abril de 2011, cuando Aratirí presentó la primera versión de su proyecto, rechazado por la autoridad ambiental. El primer motivo, según supo Brecha, fue formal. La solicitud había sido presentada por un consultor extranjero que no estaba acreditado para la tarea. El motivo de fondo del rechazo: lo “escueto” y la “calidad” del documento. Sin embargo, había sido colgado en la web de la Dinama y tuvo unas cien descargas en la primera semana. El acceso a la información ha sido clave, permitió estudiar y realizar críticas pertinentes, admite Viñas. A propósito, ahora se espera que también el contrato a firmarse con la minera sea público (véase nota de Víctor H Abelando). La segunda versión de la saap llegó a manos de la Dinama en octubre del mismo año, y es la que puede descargarse actualmente de la web de la empresa. Este tema de las dos versiones de la solicitud es importante, y se retomará más adelante.

La saap también tiene tres partes. Primero, el análisis de las líneas de base (1) del sistema, es decir, el estado inicial del lugar antes de comenzar la actividad. Después, el proyecto de explotación y el impacto que generará. Y por último, lo que la empresa va a hacer una vez que extraiga todo el mineral (el llamado plan de cierre de minas). Además de los cráteres y los estériles, al distrito minero lo completan la planta de beneficiamiento, el embalse de relaves y la reserva de agua bruta. Funcionaría más o menos así. Hecho el cráter con explosiones, se extrae la veta del mineral rodeada de roca –el famoso estéril–. La primera separación se hará in situ, separando la veta de la roca. El mineral será llevado a la planta de beneficiamiento y el estéril a la pila. En la planta será triturado hasta convertirlo en polvo. Eso será mezclado con agua, para separar el hierro mediante un proceso con imanes. Parte de esa agua, más parecida en realidad a un lodo, se conduce al embalse de relaves. El hierro mezclado con agua se envía por el mineroducto –que es en realidad un caño doble– hasta el puerto, donde el material bruto se embarca y sale. Está previsto que el agua sea separada en el puerto y reenviada por el segundo caño del mineroducto de vuelta a la explotación, para ser reutilizada. La reserva de agua bruta es el otro centro de acopio de la minera.

PERSPECTIVAS.

El asesor presidencial y delegado en las negociaciones con la empresa, Pedro Buonomo, declaró a La Diaria que a pesar de que el contrato no exime a la empresa de obtener las autorizaciones ambientales correspondientes, incluye un anexo con un cronograma tentativo que prevé que la autorización ambiental para el distrito minero esté lista en seis meses, y que la del mineroducto y la terminal portuaria pudiesen obtenerse posteriormente. Esto implica una división de la autorización ambiental en partes.

Pero para la Dinama esta posibilidad no tendría demasiado asidero. Incluso así lo manifestó Jorge Rucks a Búsqueda en una entrevista realizada en marzo de 2013: “La empresa nos tiene que presentar el proyecto completo. El proyecto hoy no lo tenemos, tenemos uno del área minera pero hay indefinición en lo que es el puerto y el mineroducto. ¿Cómo hacés la evaluación integral del proyecto en la medida en que no está definido cómo va a ser la salida del producto? Es imposible”. En la segunda versión de la saap entregada por la empresa a la Dinama el punto de llegada del mineroducto y el proyecto de puerto están ubicados en la zona de La Angostura. Sin embargo, la Comisión Interministerial del Puerto de Aguas Profundas resolvió por decreto (196/012) en junio de 2012, y por ley (19.046) en diciembre del mismo año, que el famoso puerto en las costas de Rocha será un único puerto multipropósito, ubicado en el frente marítimo comprendido por los balnearios Mar del Plata, El Palenque y San Francisco. Así se lo comunicó Rucks a Fernando Puntigliano, director de la minera, en una carta fechada el 28 de febrero de 2013. En la misiva se solicita a la empresa que “plantee los ajustes necesarios a los componentes terminal portuaria y mineroducto”, en relación con lo decretado.

Según supo Brecha, esta información aún no fue incluida en el grueso expediente de la dirección. Víctor Bacchetta, periodista y también integrante del grupo Uruguay Libre, se manifestó en la misma dirección: “Hemos hecho un seguimiento sistemático del proceso de autorización ambiental desde el comienzo. Actualmente no está completada ni la parte relativa al distrito minero. Aún falta información por completar, que la Dinama debe verificar. Ha pedido información y rectificaciones. Decir que en seis meses debe darse la autorización ambiental en el estado actual es una arbitrariedad técnica, así como lo es decir que debe dividirse el proyecto. Las partes del proyecto no sólo están económicamente vinculadas, hay también una viabilidad técnica y operativa”.

Esa no sería la única cuenta que no cierra en el proyecto. Según manifestaron fuentes vinculadas al proceso de estudio ambiental, lo que genera más dudas es el manejo del agua superficial y subterránea en la explotación. En la primera versión de la saap, Aratirí afirmaba que el mineroducto garantizaba un sistema cerrado de utilización del agua en la explotación. Sin embargo, la segunda versión agregó un “emisario (ubicado a lo largo del puente de la terminal portuaria) y difusor costa afuera para descargar los excedentes de agua de la represa de agua bruta al océano”. También, según explicó Viñas, en la segunda versión hay una notoria variación en la calidad del aire en la zona del distrito minero. En la primera se maneja una calidad de aire mala y muy mala –por la presencia de partículas inferiores a diez micrones, que al respirarlas pasan directo a la sangre–, y en la segunda se habla de una buena calidad de aire.

La diferencia es que en esta última se incluye una medida de mitigación: rociar agua durante las explosiones y en los caminos para que el polvillo se asiente y no vuele. “En el segundo cálculo se asume una reducción del 85 por ciento de los contaminantes del aire. Mirando la tabla presentada por la empresa, se agregan 7.780 metros cúbicos de agua por día que se rociarían, como mitigación. Eso representa más de 230 mil metros cúbicos de agua al mes, más que el consumo de 20 mil familias”, analizó.

La solicitud debería completarse con la presentación por parte de la empresa del “informe ambiental resumen” (iar) que debe ponerse a disposición del público para ser considerado. Ese informe dará paso al proceso de audiencias públicas. Recién entonces, la autoridad puede resolver si da o no la autorización ambiental previa. Sin ésta, las obras no pueden iniciarse.

( 1 ) Estudios de línea de base de aire, agua, geología y geomorfología, paisaje, biología continental, marino, de tránsito y social.

http://brecha.com.uy/index.php/politica-uruguaya/3102-bienvenidos-al-distrito-minero

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×