Poco tiempo, muchos problemas


0 Flares 0 Flares ×

El Pais 27/08/2014

Por HERNÁN SORHUET GELÓS

Recordemos que a fines de diciembre pasado el propio Presidente de la República anunció a la opinión pública, que el gobierno iba a firmar un convenio de explotación con la empresa, aunque no estuviera la aprobación ambiental por parte del Ministerio de Medio Ambiente (Mvotma) —requisito imprescindible que marca la ley.

La Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) del Mvotma no podía realizar su trabajo porque, desde hacía muchos meses, esperaba información vital complementaria de la empresa que le había solicitado.
El pasado 20 de agosto la empresa entregó el informe solicitado que incluye mucha información sobre las minas de extracción, el mineroducto para conducir el producto hasta la costa rochense, la terminal portuaria y el plan de cierre del proyecto, una vez finalice la explotación en Valentines. Se trata de un voluminoso documento de unas cinco mil páginas que deberá ser exhaustivamente analizado por los técnicos de Dinama, para determinar si contiene la información requerida que le permita al organismo oficial expedirse sobre la conveniencia o no de su realización en el país.

El proyecto original de la empresa proponía que la terminal portuaria se localizara en el balneario La Angostura, ubicado entre Aguas Dulces y Punta del Diablo. Pero la Comisión Interministerial del Puerto de Aguas Profundas que creó el gobierno, resolvió que el lugar indicado para construir la nueva terminal en la costa de Rocha es el balneario El Palenque (entre La Pedrera y Cabo Polonio). Este cambio implica, entre otras cosas, una importante modificación en el tendido subterráneo del mineroducto.

Mientras los meses transcurrieron desde el ingreso original del expediente a Dinama, el precio internacional de hierro experimentó una importante caída, que hace aún más frágil la rentabilidad del proyecto. Porque los yacimientos de Valentines son de baja concentración, lo cual encarece los costos de extracción y eleva el precio de la tonelada producida.

Ante este panorama la empresa le pide ahora al Gobierno que reconsidere construir la terminal portuaria en La Angostura, aduciendo que allí los costes serán menores, debido a la geomorfología del lugar. Algo que seguramente no ocurrirá pues el 20 de diciembre de 2012, por Ley 19.046, se declara habilitado el puerto de aguas profundas en la costa atlántica de Rocha, en la denominada Zona entre Cabos —con frente en los balnearios El Palenque, San Francisco y Mar del Plata.
Frente a este panorama, con más incertidumbres que certezas, la empresa le está diciendo al gobierno que la rentabilidad del proyecto a priori ya afectada.

Como si fuera poco en seis meses asumirá un nuevo gobierno en el país. Tiempo seguramente exiguo para que el proyecto de Aratirí logre su eventual aprobación ambiental. Esto solo podría ocurrir si el voluminoso documento presentado por la empresa no mereciera ninguna observación o ampliación de información por parte de Dinama. Algo que parece casi imposible que ocurra, considerando la complejidad del proyecto y que incluye el plan de cierre (uno de los aspectos más criticados del emprendimiento). Como se sabe los dos principales partidos de oposición están en contra de este proyecto. Y además, si los primeros días de marzo no se aprobó esta propuesta, quedará sin efecto; y el que pretenda explotar el hierro de Valentines deberá presentar un proyecto nuevo.

 

http://www.elpais.com.uy/opinion/poco-problemas.html

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×